Liberalismo y Relaciones Internacionales

La productora audiovisual Free to Choose, responsable de las series documentales del Premio Nobel de Economía, presenta un nuevo documental llamado “Libertad económica en acción: cambiando vidas”.

La elaboración de este proyecto ha ido de la mano del Fraser Institute, que elabora anualmente un ranking mundial de libertad económica. En este vídeo, el investigador Johan Norberg charla con los responsables de dicho proyecto.

Tras el éxito de su libro “La casta”, Sandra Mir y Gabriel Cruz acaban de publicar “¡Mamá, quiero ser político!”. En este nuevo trabajo de investigación se explica que el 70% de las personas que ocupan cargos públicos en España nunca ha gestionado una empresa o trabajado en el sector privado.

El libro también explica que existen en España más de 3.000 empresas públicas en las que hay “colocadas” más de 117.000 personas. Otros aspectos analizados en “¡Mamá, quiero ser político!” abordan casos como el de políticos que han “enchufado” a doscientos familiares y amigos en cargos públicos, profesoras de danza que sirven en el consejo de una caja de ahorros, organismos que pagan sueldos a directores inexistentes, etc.

Pueden saber más sobre este lanzamiento editorial aquí.

María Cappa hace las siguientes anotaciones sobre este tema:

1. El presupuesto del Comité Organizador, no relacionado con instalaciones ni logística para el evento, se había fijado inicialmente en 1.650 millones. No obstante, tras una visita del COI, el Ayuntamiento de Madrid anuncio que esta cantidad se elevaría a 2.400 millones.
2. Como explica Simon Kuper, del Financial Times, “es un error plantear los JJOOs como una inversión, pues son en esencia un acto de consumo”.

Cappa cita también varios informes referenciados en marzo de 2013 por Libre Mercado. Entre ellos, destacan los siguientes:

1. La Escuela de Negocios Said de Oxford ha estudiado todos los JJOOs organizados de 1960 a 2012. Su informe muestra que, de media, los JJOOs cuestan casi un 179% más de lo previsto inicialmente.
2. Ciñéndonos al último acontecimiento de este tipo, vemos que el presupuesto inicial de los JJOOs de Londres era de 4.000 millones de euros, si bien se llegó a un coste final de 14.000 millones que otras fuentes elevan hasta 24.000 millones.
3. Los JJOOs de Atenas duplicaron su coste, los de Pekín se estiman en más de 40.000 millones y los de Montreal se dispararon 12 veces por encima del presupuesto inicial.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

1. Eurovegas, mejor que la Expo y que los JJOOs (Libre Mercado).
2. Madrid 2020 costaría a los españoles 1.700 millones como mínimo (Libre Mercado).
3. Victors and Spoils (The Economist).
4. Éxito mediático, ruina económica (Negocios.com).
5. El COI ingresa 8.000 millones por los JJOOs.
6. ‘Madrid 2020′ compromete a España a asumir todas sus pérdidas.
7. La gran estafa de los JJOOs.
8. Seis razones contra Madrid 2020.
9. Los dudosos beneficios económicos de organizar unos JJOOs (FEDEA).
10. Diez Razones contra Madrid 2020.
11. Por qué Madrid debe retirar su candidatura de los JJOOs.

 

La propuesta viene de Ana Palomares en El Economista:

En 2012 el patrimonio del Fondo de Reserva de la Seguridad Social cerró con caídas por primera vez en su historia, al pasar de 66.815 a 63.008 millones de euros, tras tener que usar 7.000 millones para garantizar el cobro de las pensiones. Cifra que, gracias a los rendimientos que el Fondo obtuvo de sus inversiones, se quedó finalmente en 4.000 millones.

Aún manteniendo el estilo extra conservador del fondo de pensiones español, una gestión privada podría haber triplicado las ganancias obtenidas el año pasado. De hecho, mientras que la rentabilidad de Fondo de Pensiones fue del 4,2% en 2012, el rendimiento medio obtenido por los diez grandes fondos de inversión de deuda pública de la Eurozona de venta en España fue del 10,2%, según los datos de Morningstar, casi el triple de lo logrado por el Fondo de Reserva. Esto hubiera convertido los 63.008 millones de euros con los que el año pasado el fondo cerró en 67.065, lo que podría haber permitido acabar 2012 con un aumento patrimonial, incluso descontando los 7.000 millones a los que recurrió el Fondo para pagar las pensiones.

El periódico adjunta en su web la siguiente gráfica:

050913-Seguridad-social
LO QUE PUEDE HACER EL SECTOR PRIVADO POR NUESTRA JUBILACIÓN

Por supuesto, si la gestión privada puede mejorar el rendimiento del “Fondo de Reserva”, también puede mejorar las prestaciones de los jubilados a base de permitir que la pensión dependa del ahorro acumulado por cada trabajador. Acudiendo a fondos de deuda pública en euros como los que cita la información de Morningstar, el retorno para un año como 2012 sería del 10-11% anual en el caso de Pioneer o BNP Paribas. Si cada trabajador acudiese a deuda global en euros, gestoras como Franklin Templeton o Amundi Luxembourg permitirían rentabilidades anuales mucho mayores (14-20%).

En su día señalé en Actibva que si España adoptase el sistema chileno, las prestaciones de los jubilados podrían ser mucho mayores. Asumiendo un retorno medio del 9% después de la inflación, idéntico al alcanzado en el país sudamericano, la pensión sería de 2.500€ mensuales. Incluso partiendo de un resultado un 50% inferior, los 1.250€ mensuales serían muy superiores a los menos de 950€ que se registran hoy.

Capitalizar las pensiones permitiría, por ejemplo, que alguien que confiase sus ahorros para la vejez a fondos como Bestinver obtuviese retornos de cientos de miles de euros con aportes mucho menores a los que hoy realizamos (6.000€ de media). Así, con un ahorro anual de 1.800€, una inversión de 25 años (que no de toda la vida laboral) en Bestinfond daría como resultado un patrimonio de más de 520.000€… y repito, este cálculo es a 25 años, no a 40.

Algo parecido apunta Juan Ramón Rallo:

Un trabajador con un sueldo mensual de 2.000 euros estará cotizando a la Seguridad Social (exclusivamente para el pago futuro de pensiones) unos 7.200 euros anuales. Los mercados bursátiles mundiales han proporcionado entre 1900 y 2010 una rentabilidad media real (descontada inflación) del 5,4% (y si aprende a invertir con eficacia, este porcentaje puede hasta triplicarse).

Capitalizando esta cotización a esta rentabilidad media durante 38 años, resulta que este trabajador habría acumulado un patrimonio de 900.000 euros y percibiría una pensión mensual de unos 3.000 euros. Es decir, este trabajador contaría con un patrimonio financiero de casi un millón de euros (que podría legar a sus herederos o a su cónyuge)”.

Hagan click aquí para leer el artículo original.

La siguiente tabla, elaborada por la Economist Intelligence Unit, muestra el cuadro fiscal ecuatoriano:

Presupuestos del Estado Ecuatoriano
(en miles de millones de dólares)
% cambio
2011 2012 2013 2011/2012 2012/2013
Total Ingresos 17.3 19.8 19.7 14.8 -0.5
Total Gasto 18.3 21.1 24.8 15.1 17.5
Déficit -1.0 -1.2 -5.1 21.1 320.8
Fuente: Oficina de la Politica Fiscal, Ministerio de Finanzas.

De acuerdo con el Ministerio de Finanzas, entre 2011 y 2013, los ingresos estatales han subido un 14,3%, a razón de un 14,8% en 2011-2012 y un -0,5% en 2012-2013. La ejecución del gasto, no obstante, ha sido mas intensa: crece un 33,6% entre 2011 y 2013, duplicando el ritmo de los ingresos. Este desajuste explica que el déficit se disparase un 341,9% entre 2011 y 2013, con un 320% ocurriendo entre 2012 y 2013. El descuadre fiscal ha pasado de ser inferior al 1,2% del PIB a superar el 5%.

Como consecuencia de este cuadro fiscal cada vez más deteriorado, la EIU espera un aumento significativo del endeudamiento. A nivel doméstico, el gobierno tomará prestados unos 1.800 millones de dólares del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. Los organismos multilaterales cubrirán unos 553 millones adicionales. Un préstamo chino fue solicitado en el primer semestre, equivalente a 1.400 millones. Está previsto que se firme otro acuerdo más con el país asiático para terminar de financiar su déficit.

Como ya hemos señalado anteriormente, la deuda pública no ha parado de crecer en tiempos recientes. A pesar del default internacional declarado en 2008, que redujo la ratio deuda/PIB al 14,9% (menos de 10.000 millones de dólares), la deuda ya es hoy de 17.700 millones de dólares. Está previsto que siga creciendo en 2013 hasta alcanzar el 21,5% del PIB. En términos nominales, esto supone duplicar la deuda pública desde 2009. Los intereses que paga el gobierno de Ecuador por emitir esta deuda adicional han pasado de 350 a 1.000 millones de dólares.

Según señala la Economist Intelligence Unit, el régimen parece reconocer que necesita más participación del sector privado pero no para de mandar señales erráticas al respecto, como por ejemplo la falta de interés por la firma de acuerdos comerciales. Esto explica que la inversión privada baje de forma intensa. Por otra parte, como el Estado tiene un papel mucho más presente en el rumbo económico del país, la dependencia del petróleo ha ido a más.

CrecimientoPetroleo

Gráfico de "Economía en Jeep", blog de Manuel González

Todo esto significa que la fragilidad económica ha ido a más, pues hay más endeudamiento público, menos inversión privada y más dependencia del petróleo. Las perspectivas de futuro albergan dos escenarios contrapuestos. Por un lado, el “cisne negro” de la guerra siria podría disparar el precio del petróleo y, con ello, prolongar el modelo vigente. Por otro lado, si dicho escenario no se produce, el pinchazo o desaceleración de las economías emergentes golpearía con mayor intensidad a países como Ecuador, cuya dependencia de las materias primas es sig

Con independencia de otros debates sobre los que se ha escrito y se escribirá mucho (impacto ambiental, posibilidad de “burbuja”…), el “fracking” ha supuesto un importante cambio en el paradigma energético estadounidense. Lo describen las gráficas que siguen.

La producción de petróleo de EEUU ha aumentado en dos millones de barriles al día durante los dos últimos años. Esto ha permitido alcanzar máximos no vistos desde 1989. Hablamos de una evolución equivalente a que EEUU “anexionase” toda la producción petrolera de Brasil. Fuente.

oil2-600x409
La producción petrolera de Texas se duplica en los dos últimos años y alcanza un máximo de más de tres décadas. Fuente.

texasoil-600x380

El fracking ha permitido que la producción de petróleo en Eagle Ford, Texas, aumente un 60% en términos interanuales. La media de barriles por día ha pasado de 352 en 2008 a 621.000 en verano de 2013. Fuente.

eagleford-600x481

A nivel nacional, las emisiones per cápita han caído a niveles de los años 60. El Departamento de Energía cree que en 2040 podría alcanzarse un nivel inferior a los datos de los últimos veinte años. Fuente.

co2-600x410

Las importaciones netas de petróleo en EEUU, expresadas en porcentaje del consumo nacional, han bajado del 60% al 36% entre 2005 y el presente año. Esto supone un mínimo no visto desde 1998. Fuente.

netoil-600x434

Los datos de producción industrial muestran que la extracción de gas y petróleo ha alcanzado en verano de 2013 un máximo de cuarenta años. Fuente.

oilgas-600x423
Buena parte de este “boom” energético se produce gracias a inversiones enteramente privadas, mientras que decae la explotación en tierras concesionadas por el Estado. Fuente.

fossilfuels-600x409HAGAN CLICK AQUÍ PARA LEER EL POST AL COMPLETO.

Este artículo inaugura una trilogía de artículos en la que se detalla la evolución del capitalismo en Suecia. El Reino escandinavo vivió marcado por la pobreza hasta mediados del siglo XIX, cuando una batería de medidas de apertura económica consiguieron impulsar una Revolución Industrial que generó prosperidad y bienestar.

Durante la segunda mitad del siglo XVIII, Suecia había empezado a redefinir su economía a través de lentos procesos modernizadores centrados en la principal actividad económica del país durante aquellos años: la agricultura. Las reformas agrarias extendieron notablemente la propiedad de las tierras cultivables entre los pequeños productores y agricultores del Reino.

Estas primeras reformas se aplicaron primero en las regiones sureñas del país escandinavo para luego extenderse por el resto del país. Como explican Olsson y Svensson, los derechos de propiedad garantizaron una mayor productividad, generando incentivos para un campo sueco más moderno y mejor explotado.

Autores como Jan Jörnmark han llegado a hablar de la “privatización del bosque” como un ingrediente fundamental del desarrollo sueco durante el siglo XIX. La nueva situación de los derechos de propiedad durante este periodo reorientó la actividad de las granjas y creó nuevos mercados exportadores. En apenas tres generaciones, el campo sueco pasó de ser un entorno pobre a un ámbito de oportunidades económicas: a lo largo de varias décadas, el campesino pobre del siglo XVIII se había convertido en exportador de maderas o en empresario agrícola.

También en la primera mitad del siglo XIX se introdujeron las primeras medidas de liberalización en ámbitos como el transporte o la minería. Todo esto moderaba en parte la incidencia de la pobreza, pero lo cierto es que Suecia seguía sin despegar, atenazada por el limitado alcance de las reformas introducidas hasta entonces y cada vez más atrasada frente a las economías europeas que sí se habían subido con éxito al tren de la industrialización.

A menudo se ha intentado explicar la industrialización sueca en relación con los recursos naturales del país nórdico. No obstante, el país no experimentó grandes avances entre la segunda mitad del siglo XVIII y la primera del siglo XIX, por lo que esta explicación no aplica al caso del Reino nórdico. Lo cierto es que, tristemente, la tardía llegada de la Revolución Industrial perpetuó la miseria y llevó a miles de suecos a dejar su país en busca de una vida mejor.

La situación comenzó a revertirse definitivamente a partir de la segunda mitad del siglo XIX, cuando Suecia empieza a crear condiciones favorables para el florecimiento de la industria moderna y del capitalismo. La figura clave de este proceso fue el Barón Johan August Gripenstedt. Nacido en 1813, desarrolló una fulgurante carrera como oficial del Ejército, pero su interés por la empresa y la política acabó definiendo su vida adulta.

HAGA CLICK AQUÍ PARA SEGUIR LEYENDO

El 5 de abril de 2011 advertí de la explosión fiscal que estaban desarrollando los gobiernos autonómicos. Por aquel entonces, el Registro de Economistas Asesores Fiscales acababa de publicar un informe que establecía que, entre 2010 y 2011, las regiones españolas habían creado hasta 50 nuevas tasas e impuestos.

Mucho ha llovido desde entonces, pero lamentablemente esas precipitaciones han seguido manifestándose con fuerza en contra de los contribuyentes. El chaparrón tributario es tal que entre 2012 y 2013 se han producido otras 60 subidas de impuestos, solamente a nivel regional. Así lo denuncia Calixto Rivero en Expansión, el día 19 de agosto de 2013.

Esta subida de la presión fiscal no va de la mano de un recorte del gasto, ya que los gobiernos regionales gastan hoy casi 30.000 millones de euros más que en los momentos de mayor efervescencia de la “burbuja”. Sin embargo, el golpe a los contribuyentes continúa siendo la tónica: según los datos presentados al Ejecutivo central, las CCAAs esperan aumentar la recaudación en casi 50.000 millones a lo largo del periodo 2012-2015.

¿Dónde se han producido los aumentos más importantes? Por ejemplo, en el Impuesto de Patrimonio, el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actores Jurídicos Documentos, el Impuesto sobre las ventas minoristas de Hidrocarburos, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones… Todo ello ha contado con el beneplácito del Ministerio de Hacienda, que bajo tutela de Montoro ha aprobado la friolera de 30 subidas de impuestos durante el primer año y medio de la presente legislatura.

Estas maniobras no están sirviendo para paliar la crisis de déficit público que acarrean las Administraciones desde que se acabó el dinero de la “burbuja”. Aunque el 80% del ajuste presupuestario se está volcando por el lado de la subida de impuestos, la recaudación sigue siendo inferior a la prevista. De hecho, pese a la catarata de impuestos soportada por los españoles, las Administraciones ingresan hoy un 20% menos que antes del pinchazo económico español.

 

Como ya he explicado en artículos anteriores, mantener el Impuesto de Sociedades supone castigar principalmente a los trabajadores, cuyos salarios se ven reducidos de forma significativa. ¿A cuánto alcanza esta reducción? Veamos los cálculos que cita Rory Meakin en un estudio de reciente publicación:

- La Oficina Presupuestaria del Congreso de EEUU ha explicado que más del 70% de lo recaudado por este impuesto proviene directamente de una reducción salarial para los trabajadores.
- El American Enterprise Institute estudió más de 70 países durante dos décadas y determinó que subir un 1% este gravamen reduce un 1% los sueldos.
- Hassett y Marthur han estimado que cada euro generado por este tributo reduce en tres o cuatro euros los salarios reales.
- Desai, Foley y Hines han recopilado diferentes estudios sobre esta cuestión y han fijado en un 57% el porcentaje de la recaudación por este tributo que se deriva de sueldos más bajos.

A todos estos informes podemos añadirle uno más reciente elaborado por las Universidades de Oxford y Warwick. Sus investigadores han determinado que aumentar la recaudación en un euro supone reducir los sueldos en 92 céntimos.

Ante semejante panorama, parece evidente que conviene bajar los impuestos a las empresas si queremos conseguir unos sueldos más altos. Existen, además, muchos otros aspectos positivos relacionados con este tipo de medidas fiscales, ya que menos impuestos a las empresas se traducen en más inversión, más productividad y más ingresos, tal y como confirman las series históricas analizadas por la OCDE, así como muchos otros estudios sobre esta cuestión.

A todo esto hay que unirle los efectos recaudatorios de una rebaja de impuestos. En los últimos veinte años, países como Alemania, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Islandia, Japón, República Checa, Suecia o Suiza han experimentado mayores ingresos tributarios como consecuencia de respectivas rebajas de la fiscalidad empresarial.

Evidentemente, un aumento de la recaudación por la vía de la recuperación de la actividad económica no es lo mismo que un aumento de la recaudación por la vía de la asfixia a las empresas. Por eso, el efecto “lafferiano” de las rebajas de impuestos es preferible a las medidas recaudatorias con las que países como España están intentando capear su crisis de gasto, deuda y déficit. Eso sí: conforme suban esos ingresos, habrá que aprovechar para pagar la deuda y para seguir bajando la fiscalidad.

Ahora que ya hemos establecido la necesidad de bajar los impuestos a las empresas, ¿qué ruta debemos seguir? Para el caso del Reino Unido, esto es lo que propone Rory Meakin:

  1. El tipo del Impuesto de Sociedades debe ser reducido, bien acortándolo del 23% al 11% entre 2013 y 2014 o bien optando por un calendario gradual que pasaría del 23% en 2013 al 20% en 2014, el 15% en 2015 y el 10% en 2016.
  2. Los impuestos a las plusvalías (rentas del capital) deben ser abolidos. Apenas supone el 0,7% de la recaudación pero constituye una doble tributación que, además, encarece la financiación y las operaciones. La propuesta habla de eliminarlo entre 2013 y 2014 o bajarlo al 10% en 2014, igualándolo al tipo reducido para nuevos emprendedores como paso previo a la abolición en 2017.

Otra propuesta para Reino Unido que puede servir de referencia es que encargó la Alianza de Contribuyentes al Centro de Investigaciones Económicas y Empresariales. Aquel trabajo, desarrollado en 2007, planteó el impacto de reducir el tipo del Impuesto de Sociedades a un ritmo anual del 2%, hasta alcanzar en 2021 el 12,5% irlandés. Estas fueron las conclusiones:

- El PIB sería un 8,7% más alto.
- La inversión crecería un 60,9%.
- El empleo aumentaría un 8,7%, con alzas del 10,1% en las manufacturas.
- El ingreso disponible sería un 9% más alto, a raíz de un salto del 13,5% en los salarios.
- El consumo privado crecería un 2,3%.
- La ratio de ahorro aumentaría un 13,1%.
- Los ingresos tributarios del fisco serían mayores en 28.700 millones.

La inversión llegada al Reino Unido en 2012 no ha parado de crecer. ¿El principal motivo? Las sucesivas rebajas del Impuesto de Sociedades que ha aprobado el Ejecutivo de David Cameron en los últimos años.

Hemos explicado ya anteriormente que la coalición de conservadores y liberal-demócratas ha subido hasta 400 impuestos, gravámenes y tasas. No obstante, justo cuando Cameron cambió de rumbo y empezó a revisar a la baja la presión fiscal, la recaudación fue a más.

Tomando datos de 2012, la oficina gubernamental de Comercio e Inversión estas cuestiones habla de una subida interanual del 11% en la inversión extranjera directa. En total, 1.559 proyectos financiados con capital internacional, de los que casi 200 tuvieron mucho que ver con las rebajas fiscales. Esto se tradujo en 60.000 nuevos puestos de trabajo.

 



Diego Sánchez de la Cruz es periodista especializado en Economía y Relaciones Internacionales y miembro del Instituto Juan de Mariana. Completó su licenciatura en la Universidad Antonio de Nebrija (Madrid) y la Universidad de San Diego (EEUU), y es Máster en Relaciones Internacionales por el Instituto de Empresa (IE). También ha completado estudios de Postgrado en la Universidad Pontificia Comillas (ICADE) y la George Washington University. Las opiniones reflejadas en este blog son personales.




Archivo

junio 2018
L M X J V S D
« nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Warning: include(http://www.libremercado.com/fragmentos/blogs.footer.html) [function.include]: failed to open stream: Unable to find the socket transport "ssl" - did you forget to enable it when you configured PHP? in /data/site/blogslm/wp-content/themes/evolve2/footer.php on line 150

Warning: include() [function.include]: Failed opening 'http://www.libremercado.com/fragmentos/blogs.footer.html' for inclusion (include_path='./:/data/site/esradio/comun') in /data/site/blogslm/wp-content/themes/evolve2/footer.php on line 150