Liberalismo y Relaciones Internacionales

Los datos son devastadores:

- De 2006 a 2014, el gobierno habrá desembolsado casi 600 millones de euros para pagar las indemnizaciones pactadas en el polémico plan de prejubilaciones de RTVE.
- A dicha suma se unen las aportaciones que ha realizado la SEPI (posee el 71% de la corporación de radio y televisión), lo que deja el coste total del ERE en 1.041 millones.
- Solamente en 2014, pagar las prejubilaciones costará 130 millones al erario público.

¿Cuáles eran las condiciones? Unos 4.200 trabajadores de más de 52 años se prejubilaron cobrando el 92% de su salario íntegro, condición que seguirá vigente hasta el momento de la jubilación. La deuda acumulada entonces por RTVE era de 7.850 millones.

Hoy, el canal maneja presupuestos anuales cercanos a los 950 millones de euros, si bien esta dotación de dinero público no evita las pérdidas. Cabe señalar que RTVE paga en salarios el triple que las cadenas privadas; además, el tamaño de su plantilla (6.500 trabajadores) supera ampliamente al de Antena 3 o Telecinco (juntas, no llegan a los 1.600 empleados).

Según diferentes informaciones, permanecen en nómina unos 45 directivos externos. Documentos de 2011 cifraban en más de 230 el número de ejecutivos de la corporación, y los planes de ajuste anunciados en octubre de 2012 apenas anunciaban un tajo del 28% en dicho ámbito. Por otro lado, y a pesar de los “números rojos”, RTVE se gasta 21,5 millones en el servicio de comidas y presupuesta 1,7 millones de euros para comprar periódicos.

Según los datos del IGAE, el canal público gasta entre 600.000 y 900.000 euros en cada capítulo de series como “Cuéntame”, “Águila Roja”, “Isabel” o “La República”. También es importante señalar el gasto de 45,5 millones que supone el contrato para retransmitir los partidos de la selección española de fútbol. Otras informaciones de 2011 apuntan que la cadena gasta alrededor de 150 millones de euros al año por la compra de derechos deportivos. Sobre este tema, Telecinco ha explicado que TVE “infla artificialmente el precio de los derechos deportivos y distorsiona así el mercado”.

De acuerdo con la información de Reuters y Europa Press, “el Gobierno de Portugal rebajará el próximo año el impuesto de sociedades en dos puntos porcentuales, desde el 25% al 23%, en el marco de un plan de reforma para impulsar la inversión y ayudar a la economía a dejar atrás la profunda recesión que ha padecido”.

De acuerdo con las declaraciones del secretario de Estado para Asuntos Fiscales del país luso, Paulo Nuncio, afirmó que la intención del Gobierno es reducir gradualmente el impuesto de sociedades para que en 2016 esté en el 17%, aunque el calendario podría retrasarse y la rebaja inicial para el periodo 2014-2016 podría pasar el tipo del 25% al 19%, a la espera de nuevas rebajas en años siguientes.

Hablamos, por tanto, de una interesante rebaja tributaria que ayudará a aliviar la presión fiscal de las castigadas empresas de nuestro país vecino. Como hemos explicado en ocasiones anteriores, “el Impuesto de Sociedades no lo pagan las empresas, sino que recae sobre clientes, inversores y trabajadores en forma de precios más altos, inversiones menos rentables y sueldos más bajos. Eso sí: el impacto no se reparte de forma equitativa, sino que es superior para los trabajadores que para los clientes e inversores. ¿Hasta qué punto pagan los asalariados el Impuesto de Sociedades? Hasset y Mathur han estudiado 72 países a lo largo de dos décadas, encontrando que subir un 1% este gravamen reduce un 1% las retribuciones. Por su parte, Desai, Foley y Hines han determinado que cerca del 60% de este tributo recae sobre las retribuciones de los empleados”.

Además, “aplicar un gravamen a las empresas no solamente supone dañar económicamente a clientes, inversores y trabajadores: también se traduce en una menor competitividad empresarial, debido a los diferentes trámites necesarios para cumplir con el fisco. De acuerdo con PwC, las compañías españolas dedican, de media, 167 horas al año a cumplir con Hacienda”.

Según datos oficiales para el periodo 2010-2013, el gasto público del gobierno de EEUU medido en términos nominales se ha mantenido prácticamente constante: apenas ha crecido de 3,681.877,000,000 a 3,684.947,000,000, lo que supone un avance de apenas el 0,1%, equivalente a 3.070 millones de dólares. Otras estimaciones, esta vez publicadas por el economista Dan Mitchell, estiman que el gasto público apenas aumentó un 0,2% si lo medimos en términos reales. En la práctica, estamos ante algo muy parecido a la congelación del gasto público, y esto ha permitido que el déficit se reduzca de forma significativa, pasando de coquetear con el 12% a acercarse a niveles del 4% del PIB.

Buena parte del ajuste se debe a las duras negociaciones presupuestarias que han enfrentado a la Administración Obama con una Cámara de Representantes de mayoría republicana. La influencia del Tea Party ha sido la clave: sus representantes parlamentarios han forzado hasta el límite las negociaciones presupuestarias, con el objetivo de imponer una mayor austeridad en las cuentas del gobierno federal.

La progresiva recuperación económica también ha ayudado a mejorar el cuadro fiscal. Por otro lado, Obama también ha decidido combatir el descuadre presupuestario con determinadas subidas de impuestos. En total, los ingresos federales crecen un 14% desde el verano pasado. No obstante, el ajuste tiene lugar, sobre todo, por la vía del gasto. Esto explica que, solamente entre mediados de 2012 y mediados de 2013, el déficit se haya reducido cerca de un 40%.

En algunos ámbitos, la austeridad está siendo notable. Por ejemplo, la plantilla de empleados públicos se ha reducido en 6.000 personas entre 2011 y 2013:

federal-employees-us1

Otro ejemplo es el presupuesto de educación, que cae de casi 100.000 a menos de 50.000 millones entre 2010 y 2013.

Obama recortes educación

En Defensa, el gasto también se reduce: suma 70.000 millones menos en 2013 que en 2010.

Recortes Defensa Obama

No obstante, hay margen para muchos más ajustes y reformas. Por ejemplo, aquí van tres propuestas tributarias:

- A partir de un determinado mínimo exento, un impuesto de tipo único del 28% (“flat tax”) fusionaría de un plumazo el Impuesto sobre la Renta y las Cotizaciones Sociales pero recaudaría lo mismo.
- Una rebaja del Impuesto de Sociedades del 39% al 14%, mantendría la recaudación tributaria. Eliminando deducciones, el tajo podría ser aún mayor.
- Un impuesto reducido del 5% para la repatriación de beneficios obtenidos en el extranjero generaría una recaudación de 36.000 millones y permitiría una entrada masiva de capitales que hoy se mantienen fuera del país debido a la alta fiscalidad vigente.

Aquí van otras dos propuestas, esta vez centradas en permitir una reducción de los presupuestos:

- Eliminar los subsidios a la agricultura en un plazo de cinco años (con recortes anuales del 20% hasta llevar a cero este capítulo) permitiría llevar a cero una partida que hoy supone más de 50.000 millones.
- Acabar con los subsidios empresariales en un plazo de cinco años (de nuevo con tajos del 20% cada año) habilitaría un ahorro de más de 100.000 millones de dólares. Esto serviría para reducir la factura tributaria de cada hogar en 6.000 dólares.

Medidas así ayudarían a acelerar la recuperación económica de EEUU, al tiempo que mejorarían el panorama fiscal de su gobierno.

Entre los años 30 del siglo XIX y comienzos del siglo XX, Suecia desarrolló un paradigma de “banca libre” en el que la emisión de dinero era mayoritariamente privada y el banco central no jugaba el papel de “prestamista de última instancia” que hoy desempeña. Pueden leer más sobre esta cuestión haciendo click aquí.

Enskilda Banks-1

Cuenta el diario El Mundo, apoyándose en datos del Banco de España, que la financiación a las arcas públicas sigue creciendo mientras el crédito a familias y PYMES continúa en caída libre. En 2013, el crédito a las Administraciones del Estado subió un 18%, pasando de 803.934 a 946.995 millones. Desde 2008 hasta julio de 2013, la financiación bruta del Estado se disparó un 117%, saltando desde los 435.617 millones de finales de 2008.

Ocurre lo contrario con los hogares y las pequeñas y medianas empresas. Las familias han visto caer su financiación un 4,5% en el último año, mientras que las PYMES sufren un desplome del 15,5%. Los “manguerazos” del Banco Central Europeo siguen sin llegar al sector privado; de hecho, no hay mes desde 2011 en el que la financiación de la banca a los hogares haya registrado datos positivos. Entre las empresas, la única fuente de crédito que no se ha reducido en el último año es la de la financiación procedente del exterior del país.

Esto es lo que llamamos “crowding out” o efecto expulsión: el Estado absorbe la financiación disponible y “expulsa” al sector privado del mercado crediticio.

Crowding out en España

La organización Convivencia Cívica Catalana acaba de presentar un informe en el que analiza el declive económico de dicha región. Estas son las principales conclusiones del estudio:

-Desde 2005 hasta hoy, el PIB per cápita catalán cae un 3,6% respecto al resto de los españoles. Si los catalanes eran entonces un 20,8% más ricos que el español medio, hoy su riqueza adicional se reduce a un 17,2% extra.

-El PIB per cápita catalán ha crecido en 2.857 euros desde 2005 a 2013, si bien en Madrid se ha vivido un aumento más intenso, creciendo en 3.796 euros.

-Cataluña representa el 24% de los empleos perdidos en España desde 2005, a pesar de que su población solamente supone el 16% del total nacional. En Madrid, el porcentaje de empleo destruido entre 2005 y 2012 es de apenas el 5% del total nacional. Hablando en términos absolutos, Madrid tiene hoy 66.700 puestos de trabajo menos, pero Cataluña cuenta ya 318.800 empleos destruidos.

-La pobreza en Cataluña crece un 40,4% frente al aumento del 15,4% que vive España.

-La inversión extranjera en Cataluña es cuatro veces inferior a la de Madrid. La región gobernada por el PP suma el 64% de la inversión extranjera en España, mientras que la autonomía gobernada por CIU apenas capta el 15% del total. Centrándonos en el primer semestre de 2013, Madrid consigue 3.539 millones de inversión extranjera frente a los 1.665 millones que llegan a Cataluña.

-Las exportaciones catalanas, cifradas en el 27,33% del total nacional en el año 2005, caen ahora hasta niveles del 24,92% hecho sin precedentes desde que se recopilan datos históricos. El déficit comercial catalán ha saltado en dicho periodo del 32,2% al 62,7% nacional.

- Al contrario que en 2005, Cataluña ya no es la región líder en creación de empresas: hoy es testigo del nacimiento del 18,6% de las nuevas compañías, frente al 21% de Madrid.

-El gasto en consumo de los catalanes es hoy inferior al de los madrileños en 1.670 euros, 9,5 veces menos que en 2005, cuando el diferencial era de apenas 175 euros. Hablamos, pues, de un gasto medio de consumo de 13.541 euros en Madrid frente a los 11.871 de Cataluña, cuando en 2005 ambas regiones estaban muy cerca, en niveles respectivos de 12.642 y 12.466 euros.

- El gobierno de Cataluña es el más endeudado de todas las Administraciones regionales. Desde 2005 hasta hoy, el peso de la deuda catalana sobre la deuda autonómica ha subido del 23,6% al 27,4%. Además, el sector público empresarial catalán concentra el 49,7% de toda la deuda autonómica agrupada en dicha categoría.

Durante el periodo estudiado, el gasto público per cápita ha sido mucho más bajo en Madrid que en Cataluña (2.635€ vs 3.978€). La financiación autonómica ha sido mucho más favorable para Cataluña, que recibe cuatro veces más que Madrid en dicho reparto.

Es importante subrayar también que Madrid ha seguido la senda contraria a Cataluña en materia tributaria: mientras la región que hoy gobierna CIU ha aplicado numerosas subidas de impuestos, la Comunidad de Madrid ha aprobado diferentes rebajas de la presión fiscal autonómica bajo gobierno de Esperanza Aguirre e Ignacio González.

Esto ha permitido que Madrid se convierta en un pequeño “refugio fiscal” para las rentas altas al tiempo que también consigue atraer a más de 1.000 empresas catalanas que han decidido mover su centro de operaciones con rumbo a la región madrileña.

El diario El Mundo explica en su suplemento Mercados del día 6 de octubre de 2013 que “2014 será el año con mayor presión fiscal de la historia reciente de España. Estarán en vigor todas las subidas impositivas aprobadas por Mariano Rajoy. Por cada 100 euros que ingrese un contribuyente, casi 36 irán a Hacienda y la Seguridad Social”.

La información de El Mundo menciona los cálculos de Cristina Berechet, economista del think tank Civismo, que señala que en los últimos cuatro años, el Día de la Liberación Fiscal ha pasado del 29 de abril a mediados de mayo. Esto significa que, para el trabajador medio, Hacienda se queda con el equivalente a todos los ingresos obtenidos desde el 1 de enero hasta mediados del quinto mes del año.

Presión fiscal España 2014

La información de El Mundo ignora, eso sí, el coste fiscal de la Seguridad Social. De esa cuestión hablé en su día con la propia Cristina Berechet, determinando que el impacto de las cotizaciones sociales en el Día de la Liberación Fiscal es más que notable, retrasando dicha fecha hasta el 3 de julio.

El siguiente vídeo “resume” un millón de años, poniendo en valor la importancia del comercio y el mercado como mecanismos de civilización y progreso.

Aquí pueden leer mi ensayo sobre el éxito del capitalismo y la globalización en materia de desarrollo humano.

Claves presupuestarias, por Juan Ramón Rallo:

- En 2014 la deuda tocará el 100% del PIB, nivel que el Ejecutivo no quería alcanzar hasta 2016. Ya en 2013 estaba previsto cerrar el año con un 91,4% y acabó en el 94,2%.
- El gobierno estima que el PIB crecerá un 0,7% pero el gasto público de la Administración Central y la Seguridad Social crecerá cuatro veces más rápido.
- El gasto sube en educación un 10%, en subvenciones al transporte un 36%, en vivienda un 4,4% en energía un 4,4%, en políticas activas de empleo un 6%…

Claves presupuestarias, por Libre Mercado:

- En Empleo y Seguridad Social, el gasto crece un 11,5%.
- Industria, Energía y Turismo gastará un 31% más, un aumento que se debe casi íntegramente a la financiación de costes del sistema eléctrico.
- Educación, Cultura y Deporte aumenta el gasto un 6,6%, con un crecimiento del 21,5% en la partida de becas (250 millones más).
- Sí se anuncian reducciones de cierto calado en Sanidad (caída del 6,6% ajustando los datos) o Asuntos Exteriores (reducción del 8,8%).

Otros aspectos dignos de mención:

- El presupuesto de los organismos públicos sube en casi 4.000 millones.
- El gasto total crecerá en 15.000 millones en los PGE de 2014, un crecimiento de casi el 4%.
- Los intereses de la deuda suman más de 36.000 millones de euros.

El Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro ha explicado que en 2013 no se cumplirán las previsiones de ingresos tributarios. Inicialmente, los presupuestos anticipaban 177.860 millones pero las cifras que ahora maneja el Ejecutivo hablan de unos ingresos tributarios de 175.520 millones.

Así las cosas, el Ministerio de Hacienda ha recaudado 2.340 millones de euros menos a pesar de las 30 subidas de impuestos aprobadas por la Administración Rajoy. No obstante, el Ejecutivo sigue manteniendo que el próximo año conseguirá aumentar la recaudación tributaria en 4.230 millones…

201207148740-INTComo bien advirtió Arthur B. Laffer, subir los tipos impositivos no significa aumentar la recaudación. En España lo estamos comprobando desde el comienzo de esta crisis: por mucho que los gobiernos de Zapatero y Rajoy se han empeñado en cerrar el déficit público con subidas impositivas, las cuentas siguen sin cuadrar y el sector privado sigue sufriendo.

CUANDO MONTORO APLICABA LAS LECCIONES DE LAFFER

Cristóbal Montoro participó en los Ejecutivos de José María Aznar, cuya estrategia en materia tributaria se centró en rebajar la presión fiscal y simplificar diversos tributos. Los efectos de aquellas medidas fueron más que notables:

- La recaudación por IVA casi se duplicó, a pesar de que no se subió ningún tramo de esta figura fiscal.

- La carga fiscal sobre las rentas (peso del IRPF) se redujo en un 33%, mientras que la recaudación creció un 50%. Cabe señalar que se simplificó la tarifa del Impuesto sobre la Renta, que pasó de 18 a cinco tramos. El tipo máximo bajó del 56% al 45%, mientras que el mínimo cayó del 20% al 15%.

- La recaudación por el Impuesto de Sociedades se triplicó, pese a que se introdujeron diferentes rebajas de los tipos efectivos de esta figura tributaria, principalmente a través de rebajas y deducciones.

Las reformas fiscales de 1999 y 2003 aumentaron la renta neta de las familias españolas en más de un 5,3%. Entre 1996 y 2004, el PIB per cápita aumentó un 64% y la riqueza total neta de las familias se multiplicó por dos.

LA AUSTERIDAD SIGUE BRILLANDO POR SU AUSENCIA

Lamentablemente, los Presupuestos para 2014 incumplen la promesa de replegar las subidas de impuestos aprobadas a finales de 2011. Además, el techo de gasto simplemente se reduce un 1,3%.



Diego Sánchez de la Cruz es periodista especializado en Economía y Relaciones Internacionales y miembro del Instituto Juan de Mariana. Completó su licenciatura en la Universidad Antonio de Nebrija (Madrid) y la Universidad de San Diego (EEUU), y es Máster en Relaciones Internacionales por el Instituto de Empresa (IE). También ha completado estudios de Postgrado en la Universidad Pontificia Comillas (ICADE) y la George Washington University. Las opiniones reflejadas en este blog son personales.




Archivo

julio 2017
L M X J V S D
« nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899