Liberalismo y Relaciones Internacionales

Suecia, impuestos invisibles y Estado del Bienestar

Miércoles 25 de abril de 2012 - Diego Sánchez de la Cruz - 18 Comentarios
Compartir:
Menéame Tuenti

Como hemos explicado en textos anteriores, Suecia fue un país pobre hasta los años 70 del siglo XIX. En aquellos años, la Revolución Industrial y el Capitalismo permitieron que el país dejase atrás la pobreza que, hasta entonces, empujaba a miles de suecos a la emigración. Con el paso de los años, Suecia fue desarrollando una economía abierta, dinámica y competitiva.

Hasta finales de los años 40, los impulsos intervencionistas del Partido Socialdemócrata sueco habían sido contenidos. En 1950, el gobierno recaudaba el 21% del PIB y los impuestos aún no habían experimentado grandes subidas. Sin embargo, a lo largo de las décadas siguientes, el incremento de la presión fiscal fue casi continuado, hasta situar el gasto público por encima del 70% del PIB.

Muchos comentaristas han argumentado que los sucesivos triunfos electorales de la izquierda sueca legitimaban estas políticas fiscales. Sin embargo, si analizamos con cuidado las estrategias tributarias seguidas por el Partido Socialdemócrata, encontramos que gran parte de estas medidas se articuló con la creación de impuestos indirectos, aprovechando el alto grado de “invisibilidad” de estas tasas ante los contribuyentes.

La siguiente gráfica demuestra que, desde 1965, el aumento de la recaudación fue financiado vía impuestos menos evidentes para el contribuyente: cotizaciones, IVA…

La línea azul muestra que, en términos absolutos, la presión fiscal ha experimentado una subida muy notable. Sin embargo, la línea amarilla confirma que los impuestos directos se han mantenido estables, mientras que los indirectos, reflejados en la línea gris, han aumentado de forma sistemática.

Si los políticos suecos no hubiesen disparado la fiscalidad indirecta, la presión fiscal se habría mantenido por debajo del 35%. Sin embargo, este mecanismo ha demostrado su éxito a la hora de ocultar a la población la factura total de sus obligaciones con Hacienda. Como demuestran las encuestas, los suecos estiman que pagan menos del 35% de sus ingresos al fisco, cuando en realidad están comprometiendo casi el 65%.

Como recuerda el analista Nima Sanandaji, nacido en Irán pero afincado en Suecia desde su infancia, la estrategia de usar impuestos indirectos para aumentar los presupuestos públicos ha sido ampliamente discutida por economistas como Amilcare Puviani o James Buchanan. El primero predijo en 1903 lo que el segundo explicaría décadas después: recurrir a tasas “invisibles” permite aumentar los ingresos del Estado con un coste electoral menor para los políticos.

La siguiente gráfica demuestra que esta estrategia también ha funcionado en Finlandia, donde los impuestos indirectos han servido para expandir el gasto público de forma continuada.

De nuevo, podemos ver que el aumento de la recaudación reflejado en la línea azul se ha financiado recurriendo a los impuestos “invisibles”, representados por una línea gris que ha experimentado una subida neta muy considerable frente a la línea amarilla de los impuestos directos, que se mantiene mucho más estable con el paso de los años.

Un sistema así acaba por generar una cultura de irresponsabilidad. Hace treinta años, ocho de cada diez suecos se oponía a quienes usan el “Estado del Bienestar” para vivir a costa de los demás. Hace diez años, ese porcentaje había bajado del 82% al 55%.

Un sistema así estaba condenado al fracaso. Así, en los años 90, el paro saltó del 2% al 14%. El déficit público llegó a superar el 11%, mientras que el gasto público sobrepasó el 70% del PIB. Entre 1970 y 1990, Suecia pasó de ser el cuarto país más rico en el ránking per cápita a ocupar la decimoséptima posición.

Ante una situación límite, Suecia renunció al intervencionismo cerril y volvió a buscar soluciones de mercado para sus problemas. Las siguientes gráficas muestran la evolución de la libertad económica en EEUU, Suecia y Finlandia, de acuerdo con las calificaciones de los dos índices más influyentes en esta materia (publicados, respectivamente, por la Fundación Heritage y el Wall Street Journal y por el Instituto Fraser y el Instituto CATO). Ambos estudios muestran que ambos países escandinavos acumulan años de reformas liberales.

Entre los cambios que ha adoptado Suecia para abrir su modelo socioeconómico encontramos liberalizaciones sectoriales, privatización de monopolios, bajadas de impuestos, aprobación de un sistema de cheques para la educación y la sanidad, capitalización parcial del sistema de pensiones…  Hablamos, pues, de una batería de medidas que ha ayudado a que Suecia le gane el pulso a la Gran Recesión y se convierta en un ejemplo de apertura económica.

La creatividad tributaria que ayudó a financiar el “populismo del bienestar” ha sido sustituida por la creatividad liberal de las reformas que han dado un nuevo impulso al viejo Reino de Suecia.

La conversación sigue en Twitter: #LET (Liberales en Twitter).


17 Comments

  1. Marqués's Gravatar Marqués
    25 abril, 2012 at 20:22 | Permalink

    - Entonces, ¿ya no podemos utilizar a Suecia como ejemplo de lo buenas que son las políticas socialdemócratas de aumento del gasto público?
    - Hombre, poder puede, pero por lo que se ve no debería.
    - Caray. Sí resulta que los ejemplos de toda la vida son mentira, a uno cada vez se le hace más difícil defender dicho sistema.
    - De eso se trata.
    - Y lo de las suecas, ¿será también un mito?
    - No sabría que decirle………..

  2. Marqués's Gravatar Marqués
    26 abril, 2012 at 18:17 | Permalink

    La lectura de este post me ha producido una serie de dudas, que se podrían resumir en una cuestión. Cuando Vd. afirma que la presión fiscal real de los suecos es de en torno al 65%, en vez de la aparente del 35%, ¿de donde saca el dato? De la grafica que expone, se deduce que en 2005 la visible era un 30%, la invisible un 20% y la total un 50% (aproximadamente). Datos estos (los de la grafica) que concuerdan más o menos (55% en el periodo 2007-2009) con los publicados en el estudio “La falacia de los impuestos bajos en España. Estudio comparado de fiscalidad” del Instituto Juan de Mariana (2010).
    Yo personalmente me monto un poco de lío y al final uno acaba perdiendo un poco la fe en los datos. El ejemplo típico son las manifestaciones: una a fuente dice que hay 10 manifestantes y otra que hay 1000. En el caso de magnitudes económicas, supongo que todo será porque se utilizan distintos datos (en este caso distintas figuras impositivas) para calcular una misma magnitud (o al menos una magnitud con el mismo nombre)
    ¿Podría matizar o aclarar un poco este dato?

    Muchas gracias y perdón a todos si soy un poco pesado, pero me gusta mucho aprender y no soy economista.

    Saludos.

  3. Primum vivere, deinde philosophare's Gravatar Primum vivere, deinde philosophare
    26 abril, 2012 at 22:19 | Permalink

    De la miseria al 4º puesto mundial para recaer al decimoséxtimo; Argentina y Cuba se hunden desde los puestos de cabeza del mundo a la cola, Corea del Sur sigue el camino inverso mientras que la del Norte se muere de hambre y privaciones…..

    Los hechos son tozudos……

    Por cierto, ¿ porqué no se dice nunca que en Suecia existe liberalismo en materia educativa con el cheque escolar?

  4. Marqués's Gravatar Marqués
    27 abril, 2012 at 12:45 | Permalink

    Muchas gracias por la aclaración anterior, pero en este artículo me parece que voy a ejercer de abogado del diablo socialdemócrata.

    Voy a hacer otra interpretación de los datos aquí presentados:

    Según la gráfica de la presión fiscal en Suecia (OCDE), en el periodo comprendido entre 1970 y 1990 (20 años) la presión fiscal aumento de un 37% a un 54%.(*), sobre todo debido a la fiscalidad “oculta”. Según la gráfica del Instituto Fraser, en ese mismo periodo de tiempo (1970-1990) la libertad económica de Suecia subió en gran medida, de 5.75 a 6.93 (en una escala de 10). Es decir, Suecia ha logrado aumentar su índice de libertad económica de manera muy significativa en periodos de abusivas subidas de impuestos. ¿A que no suena muy bien?

    (*)Al sacar los datos de la tabla, estoy haciendo aproximaciones.

    Obviamente, yo estoy convencido de que el “estado del bienestar” sueco era insostenible y de que gracias al giro “liberal” que los suecos han dado a su política, están en el buen camino. Simplemente quiero poner de manifiesto que las argumentaciones basadas en índices económicos, muchas veces encierran trampas inesperadas (o no).

    Saludos y felicidades, como siempre, por el blog.

  5. dyc's Gravatar dyc
    28 abril, 2012 at 20:34 | Permalink

    Cosas que deduzco del artículo:
    Se defiende el IVA frente a los impuestos directos. El problema de ello es que se va contra un principio elemental de capacidad contributiva y justicia.
    Un dia se defienden los paraisos fiscales y otro a Suecia. Acaba uno liandose un poco ante la defensa de términos tan contrapuestos.
    Suecia tiene unos 9 millones de habitantes. Sería mejor hacer comparaciones con otros paises de más población, que sean más parecidos a nosotros.
    ¿Cómo es posible que un pais tan rico y con tan poca población no sea abordado por varios millones de inmigrantes de paises pobres? Imagino que porque tienen un control fronterizo enorme y , como pasa en muchos paises, son liberales y dan facilidades para los nacionales, pero los extranjeros solo encuentran dificultades alli.

    • Marqués's Gravatar Marqués
      28 abril, 2012 at 21:44 | Permalink

      @dyc
      Creo que en todo el artículo no hay una sola línea que permita deducir una defensa de los impuestos indirectos (IVA) sobre los directos. Lo que si hay es una denuncia clara de la utilización de los impuestos indirectos para aumentar la fiscalidad de una manera disimulada y poco evidente para el ciudadano.
      El elogio de Suecia se basa en el cambio de rumbo “relativo” que ha dado a sus antiguas políticas de aumento del gasto público e impuestos. Creo que es obvio que se defiende el “cambio de actitud” en Suecia, no su sistema actual que sigue siendo bastante intervencionista (como el resto de Europa occidental)

  6. dyc's Gravatar dyc
    29 abril, 2012 at 9:56 | Permalink

    El intervencionismo puede ser bueno o malo. Lo mismo pasa con el liberalismo. Suecia es un ejemplo de pais donde lo importante es el cumplimiento de la ley. En España nadie cumple la ley, hay un fraude fiscal generalizado por muchas leyes que hagamos. Lo mismo pasa en Italia y sobre todo en Grecia, donde el fraude en el IVA era increible. Asi les ha pasado.

    Desde los neoliberales, desde algunos de ellos al menos, se relativiza el delito fiscal, como si fuese menos delito que los demás. Típica mentalidad de pais bananero, donde la gente se jacta en el bar de engañar a Hacienda, o sea a todos. En realidad solo hay que ver lo sucias que están las cunetas, la gente tira toda la basura, para ver el respeto que tiene la gente al resto del pais. Asi nos va. ¿Qué se puede esperar de un pais donde se abandonan animales por miles, se ahorcan galgos, y la fiesta nacional es una vergüenza para alguien con un poco de sensibilidad??

  7. Werner's Gravatar Werner
    29 abril, 2012 at 17:59 | Permalink

    Siempre me sorprende de que los liberales no han sustituido el nombre de Estado de Bienestar por el de Sociedad del Bienestar. Hay una enorme diferencia entre ellos a mi entender.

  8. dyc's Gravatar dyc
    1 mayo, 2012 at 8:21 | Permalink

    Siempre me sorprende que los liberales intenten apropiarse de esta palabra y no se definan por lo que son realmente: anarcocapitalistas. Claro, así se les vería demasiado el plumero.

  9. Toro.'s Gravatar Toro.
    2 mayo, 2012 at 7:46 | Permalink

    Perdon, estoy un poco despistado, como Juan de Mariana era un gran antitaurino que decía que los toros eran un espectáculo horrendo, supongo que el instituto juan de mariana será un ente antitaurino, ¿me equivoco? En todo caso felicito a los que han elegido el nombre de un gran antitaurino y defensor de la primacía de Castilla sobre el resto del Imperio.

  10. René Cervera G's Gravatar René Cervera G
    10 julio, 2012 at 5:35 | Permalink

    Es verdad Suecia se ha liberalizado y de igual manera su nivel de vida ha bajado, de ser el país ejemplo de bienestar social , ahora anda entre los primeros diez en los los Indices de Desarrollo Humano, ahora el ejemplo es Noruega , menos loiberalizado y el primero en los IDH . En realidad estan dogmatico pensar que todo debe de ser piblico, como pretender que todo sea privado ( Estado es territorrio , sociedad y gobierno)

  1. Suecia: desmontando el mito socialdemócrata | Diego Sánchez de la Cruz on 12 enero, 2014 at 21:34

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



Diego Sánchez de la Cruz es periodista especializado en Economía y Relaciones Internacionales y miembro del Instituto Juan de Mariana. Completó su licenciatura en la Universidad Antonio de Nebrija (Madrid) y la Universidad de San Diego (EEUU), y es Máster en Relaciones Internacionales por el Instituto de Empresa (IE). También ha completado estudios de Postgrado en la Universidad Pontificia Comillas (ICADE) y la George Washington University. Las opiniones reflejadas en este blog son personales.




Archivo

abril 2012
L M X J V S D
« mar   may »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Warning: include(http://www.libremercado.com/fragmentos/blogs.footer.html) [function.include]: failed to open stream: Unable to find the socket transport "ssl" - did you forget to enable it when you configured PHP? in /data/site/blogslm/wp-content/themes/evolve2/footer.php on line 150

Warning: include() [function.include]: Failed opening 'http://www.libremercado.com/fragmentos/blogs.footer.html' for inclusion (include_path='./:/data/site/esradio/comun') in /data/site/blogslm/wp-content/themes/evolve2/footer.php on line 150