Liberalismo y Relaciones Internacionales

Hoy se cumplen doscientos años de la promulgación de la Constitución de Cádiz. Aquel 19 de marzo de 1812 se consagró lo que Jovellanos llamó la “Revolución Española”. Hombres como Argüelles, Blanco White o Álvarez Estrada lideraron un esfuerzo liberal que permitió articular la resistencia a la invasión francesa en torno a un proyecto reformista y atrevido.

"La promulgación de la Constitución de 1812", óleo de Salvador Viniegra

“La Pepa” suponía un paso al frente de los liberales contra dos tiranías: por un lado, era un acto de afirmación nacional frente al imperio de Napoleón; por otro lado, era una alternativa a la monarquía absolutista. De ambos retos, solamente el primero se cerró con éxito. Expulsadas las tropas francesas y resuelta la Guerra de la Independencia, Fernando VII recuperó el poder absoluto y se encargó de eliminar las conquistas liberales de los años de Cádiz.

Muchos de aquellos liberales fueron perseguidos y encarcelados. En 1918, desde una prisión, el poeta y activista Manuel José Quintana se pronunciaba así:

“Amante de la libertad fui antes de la revolución; amante, adicto y celoso de ella he sido en las diferentes vicisitudes de aquellos cinco años; y ahora que este amor y esta consecuencia me tienen sepultado vivo en una fortaleza, y privado de todos los bienes y consuelos de la sociedad y de la vida, profeso los mismos principios y amo la libertad más que nunca, sabiendo muy bien que estos sentimientos no me han de sacar de aquí. Ahora más que nunca estoy convencido de que sin la libertad política y civil, ningún Estado puede gozar de felicidad justa y duradera; y veo con lágrimas en los ojos caer a mi patria en la ruina espantosa y oprobiosa, de que sólo un sistema liberal pudiera haberla sacado”

El triste final que tuvieron muchos de los constituyentes de Cádiz empaña en cierto modo el legado de una causa que, como había escrito Isidoro de Antillón en 1808, era la de “todos los pueblos y todos los hombres”. El geógrafo turolense, que también destacó por su firme oposición a la esclavitud, veía en la Revolución Española una campaña ejemplar “para todos los individuos que arrastran cadenas o se ven amenazados por la opresión”.

Cierto es que “la Pepa” era un texto avanzado para la España de 1812, pero también es cierto que los constituyentes liberales se esforzaron por elaborar un texto moderado y reformista, capaz de sumar voluntades y adaptarse a la realidad del país. El esfuerzo por llevar la causa liberal a todos los rincones del país permitió que publicaciones como el Semanario Patriótico se convirtiesen en grandes vehículos para la difusión de estas ideas. Eso sí: al margen de la herencia popular de la propaganda y el periodismo liberal, también vale la pena recordar grandes textos de la época como el “Discurso Preliminar” de Argüelles, un documento esencial para comprender la esencia de la Constitución de 1812.

Ramón Rodríguez Barcaza, "La Junta de Cádiz" (1810)

Muchos años después, en 1835, el propio Argüelles echaba la vista atrás y recordaba aquellos años con la convicción de que “la reforma constitucional de España no fue un acto superfluo y arbitrario (…). Creer que se pudiese conservar el Estado independiente sin el apoyo de la libertad era una quimera”. La lucha de Cádiz tampoco se entiende sin hacer referencia al patriotismo de los constituyentes liberales. Flórez Estrada explicaba en 1809 que “sin libertad no hay patria. El hombre esclavo jamás puede contar con patria alguna”.

No es mi intención mitificar una obra que, desde luego, estaba lejos de ser perfecta. Sin embargo, tanto la Constitución de 1812 como el esfuerzo que la hizo posible merecen un reconocimiento muy importante por parte de quienes hoy, doscientos años después, seguimos luchando por hacer de España un país más libre.

Consulten el magnífico especial que ha publicado Libertad Digital sobre la Constitución de 1812 haciendo click aquí. Incluye textos de Fernando García de Cortázar, Francisco Cabrillo y Juan Velarde. Además, no dejen de escuchar el programa especial que esRadio ha dedicado a este tema, con el título de “La importancia de La Pepa”. Próximamente publicaré más artículos dedicados a la “Revolución Española” y sus implicaciones para la tradición liberal en nuestro país.

La conversación sigue en Twitter: #LET (Liberales en Twitter), #VivaLaPepa.


10 Comments

  1. LIBLU's Gravatar LIBLU
    18 marzo, 2012 at 23:17 | Permalink

    !Qué viva la Pepa¡

  2. arlequín's Gravatar arlequín
    19 marzo, 2012 at 10:45 | Permalink

    Elogiar una constitución que nació tan ajena al pueblo que pretendía gobernar que casi nunca pudo ser aplicada, me parece tan extraño como elogiar la actual. En lugar de elogiar la actual nos deberiamos preguntar como se hizo tan mal el título octavo (el de las comunidades), porqué no se garantizó totalmente la separación de poderes, porqué ha dado lugar a una partitocracia lamentable, etc.

  3. Europeísta's Gravatar Europeísta
    19 marzo, 2012 at 13:46 | Permalink

    excelente artículo, una obra imperfecta que, no obstante, supuso un gran logro

  4. vivalapaca's Gravatar vivalapaca
    19 marzo, 2012 at 17:51 | Permalink

    En este pais somos muy dados al elogio: la Pepa, la sagrada transición, la constitución actual. La madurez de un pueblo se mide por la capacidad crítica de este. Veo que en general el nivel de madurez de España es lamentable.

  5. Anonimus's Gravatar Anonimus
    19 marzo, 2012 at 18:35 | Permalink

    La constitución de Cádiz fue el comenzar de un mundo nuevo, marca un antes y un después. Por supuesto que no era perfecta, sobre todo vista con nuestros ojos 200 años después, pero señaló el reconocimiento de muchos derechos de los que hoy disfrutamos plenamente. Una cosa el nivel de madurez de un pueblo y otra es… conocer su historia.
    Muy buen artículo, como siempre. Un saludo

    • Marqués's Gravatar Marqués
      19 marzo, 2012 at 23:04 | Permalink

      ¡Cuánto tiempo sin dejarse ver por aquí! Espero que vuelva retomar la costumbre de dejar algún comentario en el blog.

      Desde mi punto de vista el problema de “La Pepa”, es que fue percibida por la mayoría de la población española como un intrusismo de ideas foráneas, lo que facilito su rápida “derogación”. No es que no fuera una excelente constitución, que lo era, es que “olía” demasiado a “perfume francés”.

      En mi opinión, el único fallo real y evidente de esa constitución fue no aplicar ese mismo liberalismo del que hacía gala, en todo lo relativo a los territorios españoles de ultramar.

      Saludos.

  6. vivalapaca's Gravatar vivalapaca
    20 marzo, 2012 at 9:21 | Permalink

    Tan buena fue la Pepa, que no se aplicó prácticamente y tras ella vino uno de los peores siglos de nuestra historia. una constitución no puede hacerse al margen del pueblo que quiere gobernar. Eso de que le debemos los derechos actuales no se sostiene en absoluto. ¿En que cabeza cabe que a dia de hoy no fuesemos más modernos? Un profesor de historia me comentó que la Constitución de la URSS era una maravilla, pero luego en la realidad no se aplicaba jamás. No quiero compararlas, pero voy a hacer un favor a la Pepa: seguir sin leérmela, ¿por qué? porque asi al menos no le voy a hacer una crítica demoledora aqui. Un pais como España donde en 1188 se celebraron las primeras cortes europeas, donde las Cortes de Castilla y Aragón eran ejemplos para todo el mundo, no necesita que vengan a decirnos lo que hay que celebrar y lo que no. Yo celebraré la Constitución en que se acabe con las autonomías, la partitocracia, el despilfarro, los privilegios de los partidos, su financiación pública y la de los sindicatos, en que se establezca una justicia que merezca ese nombre. Cuando venga esa constitución me tomaré una copa a su salud.

    ” los que se apuntan rápido a toda celebración son los que no se molestan en conocer la Historia de los pueblos” Proverbio persa.

    • Argüelles's Gravatar Argüelles
      20 marzo, 2012 at 9:47 | Permalink

      Me gusta que recuerde las Cortes de León. No me gusta tanto, eso sí, que compare el homenaje vacío y simplón que muchos políticos y analistas hacen de la Constitución de 1812 con un buen trabajo sobre el tema como es este artículo o el especial que ha publicado Libertad Digital… pues deja un poco que desear. El propio autor destaca que no busca “mitificar” una obra “imperfecta”, sino que pretende recordar algunos de los aspectos positivos de aquel esfuerzo. Y, por último, en vez de tomarle la palabra a su profesor, recuerde que la Constitución soviética se basaba en la dictadura del proletariado y la discriminación entre “burgueses” y “trabajadores”.

      Un saludo y felicidades al autor

      Un saludo.

  7. Argüelles's Gravatar Argüelles
    20 marzo, 2012 at 9:40 | Permalink

    Hace Vd. muy bien en recordar el triste final que tuvieron los liberales que hicieron posible la Constitución de 1812. Aquella Carta dejaba atrás el Antiguo Régimen y apostaba por un modelo más liberal que, si bien no se consolidó por obra y gracia de Fernando VII y los amigos de las “caenas”, sentó un precedente importante

  8. fran's Gravatar fran
    29 marzo, 2012 at 16:06 | Permalink

    Bueno espero ponerme al dia antes

  1. ¡Viva la Pepa! | Diego Sánchez de la Cruz on 18 marzo, 2012 at 23:28

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



Diego Sánchez de la Cruz es periodista especializado en Economía y Relaciones Internacionales y miembro del Instituto Juan de Mariana. Completó su licenciatura en la Universidad Antonio de Nebrija (Madrid) y la Universidad de San Diego (EEUU), y es Máster en Relaciones Internacionales por el Instituto de Empresa (IE). También ha completado estudios de Postgrado en la Universidad Pontificia Comillas (ICADE) y la George Washington University. Las opiniones reflejadas en este blog son personales.




Archivo

marzo 2012
L M X J V S D
« feb   abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899